13 diciembre 2006

JUGANDO A SER...


El primer objetivo de esta muestra es invitar a la reflexión sobre los cambios notables que se han producido en las últimas cinco décadas en este terreno de los juegos infantiles. Cambios que afectan no sólo a la tipología de los juguetes sino sobre todo, al ámbito espacial y social en que se desarrolla el juego. El segundo es explicar el importante papel del juego en la socialización infantil. Las ideas sobre la competencia, el trabajo, el azar, el papel de los sexos, la posición en la familia y el grupo social, la habilidad física y mental..., se conforman mediante el juego como en una especie de ensayo minucioso, de entrenamiento para acceder a la actividad real.
En este sentido es claro que cada época tiene sus juegos y sus juguetes y en ellos, se reflejan las expectativas sociales de cada generación. Los últimos cambios, con la incorporación de las consolas de video juegos y las simulaciones informáticas, abren un panorama nuevo cuya influencia en la educación infantil resulta aún difícil de prever.

La exposición temporal contará con talleres didácticos de juegos tradicionales durante los días laborales desde las 9.30 a las 14.30 h.

La cita, desde el 14 de diciembre de 2006 hasta el 28 de febrero de 2007.
Coincidiendo con estas fechas navideñas, la Asociación de Amigos del Museo de Artes y Costumbres ha organizadouna serie de actuaciones de agrupaciones de Auroros y Campanilleros, que iran recorriendo las salas del mueseo con sones tradicionales.

Para más información pueden consultar la web del Museo.








4 comentarios:

La Criticona dijo...

amo a ve cómo estan los canapés

Raúl Ramírez dijo...

¿Han puesto clips de Playmobil y los Heman Mansters del Universo?

Carmen Ruiz dijo...

Tarde leí la invitación!!! Pero bueno, me pasaré en Navidad, con tantos niños alrededor, no me vendrá mal. Un beso

La Criticona dijo...

Mu chula la exposición, lo mejor el cartel de los créditos (el digitalizador guapísimo con su chaqueta marrón de pana aterciopelada, a pesar de los percances con los tigres mordisqueadores. Eso de dejar que los niños se acerquen a mi...) Lo peor las muñecas asesinas con las que jugaban en los años 30 las niñas, que horror que cosa más fea, al próximo que me diga "muñequita cayetana" le arreo bien fuerte porque era feísima. Ya se yo en quién se inspiró el muñeco diabólico, los niños de entonse debían de tener pesadillas.