22 enero 2007

EL FIN DE MI CALVARIO

Mi Calle de la Amargura no acabó en crucifixión. Me lo dijeron el viernes, más no quise creerlo. Han pasado muchos meses y pensé que nunca se haría efectivo.

En contra de lo que mucha gente pueda pensar, no son sólo funcionarios los que trabajan en la administración. En mayo del año pasado inicié con mucha ilusión, entre otras labores, un trabajo de digitalización del fondo fotográfico del Museo de Artes y Costumbres de Sevilla. Funcionarios con plaza fija me encontré sólo a cinco, un laboral y, ahora, diez específicos. Que ¿qué quiere decir esto de específico? Son contratos que no firmas con nadie por una valor medio de 12.000 Euros por seis meses para desempeñar una labor concreta, desde digitalización, como es mi caso, hasta restauración de bienes culturales, inventario de almacenes o catalogación de piezas con el programa Domus. Estos profesionales deben de ser autónomos o darse de alta para emitir factura a la Delegación de Cultura, pagándose para ello la Seguridad Social y haciendo cada tres meses la declaración del IVA, que, en mi caso, fue de 1600 Euros.

Emití la factura correspondiente en el mes de mayo, esperando cobrar en agosto o septiembre. Pero la mala suerte me persigue, los ineptos e ineptas de la administración cultural, más concretamente su sección económica, perdieron mi factura. Ya cansado de la situación me dio por descolgar el teléfono en octubre, cuando una voz de señorita me dijo que no aparecía ninguna a ese nombre. Después de la llamada me pidieron una nueva factura, o la misma pero con fecha de octubre. Habían perdido el papel, después de que yo declarara el IVA religiosamente en julio. Siguieron pasando los días, las semanas, los meses.... Harto ya de ser como el Santo Job, me encajé una mañana en la sede de la Delegación de Cultura en Sevilla, en la Calle Castelar, 21 para intentar agilizar los tramites. Iluso de mí pensaba que algo resolvería. Hablé con tres personas, la última la citada señorita que me descolgó el teléfono en octubre; una de esas mujeres que más que sangre tienen horchata en las venas, de esas que te dan ganas de zamarrearla para que reaccione. El gesto más común de estos especimenes funcionarios, que no se merecen ocupar una plaza fija, es encogerse de hombros.

Los días que le siguieron a este fueron de hablar casi a diario con el director del museo, a quien le aseguraban que cobraría en breve, y llamar a esta señorita y, hasta, a su jefa con la que un mediodía mantuve una discusión acalorada y subida de tono que acabó en telefonazo. No son mis formas pero no se puede aguantar el que te digan que si sabes como trabaja la administración no trabajes para ella. Indignante.

Pasó la Navidad y los Magos de Oriente no me trajeron la recompensa a mi trabajo. Ha sido este fin de semana, más concretamente, el sábado veinte, y en compañía del León de las Indias, cuando obró el milagro.

Ahora toca pagar deudas. Y, aún, una chinita por quitarme del zapato, solicitar aestos incompetentes los intereses por demora.
Y encima tuve que escuchar en las I Jornadas de Industrias Culturales como el Delegado y La Consejera de Cultura, Rosa Torres, afirmaban, mirándose uno a otro, que los plazos en los pagos se estaban respetando a tres meses. Mucha mierda para ambos dos. No conocen o no quieren conocer la realidad en la que sobreviven muchos profesionales del arte y la cultura. Para que después nos bombardeen con anuncios, que no se creen ni ello, como que la Junta de Andalucía apuesta por el empleo de calidad.

6 comentarios:

Raúl Ramírez dijo...

Más vale tarde que nunca. Menuda alegría... al ver esas cifras en el banco de golpe se olvidan todos los sinsabores... Ya sólo buscar una nueva oportunidad laboral y sobre todo que sea contínua en el tiempo. Muchas suerte y un fuerte abrazo. Enhorabuena

La Criticona dijo...

Millonarios al poder. Ya tengo pensao en qué nos vamos a gastar tu dinero. No veía el día de que cobraras hijo, pero espero que haya merecio la pena esperar.

Moris dijo...

De momento cuentan conmigo para este año, pero.... No sé. Desde luego un viajecito nos tenemos que pegar. Tengo algunops destinos: Córdoba, Granada, Santiago, y....... si tricamos más dinero porqué no a Roma, Venecia, Florencia...

carmen dijo...

más vale tarde que nunca!! me alegro mucho que por fin termine tu calvario... que ya esta bien de que los funcionarios no sepan nunca nada. Bueno lo importante es que ya lo tienes y ahora a disfrutar lo que te sobre de pagar tus deudas. Tengo ganas de que nos tomemos un café y charlemos un ratito. Supongo que me invitaras al café, no? que ahora lo tienes calentito. Un besazo.

Moris dijo...

Yo te invito al café, o mejor a un colacao con nata, jajajajajaa!!!!!
pero tu pones las trufas

carmen dijo...

Que pasa chuli? cuando nos damos ese homenaje ? cuando tengas un hueco en tu apretada agenda ... me lo pido vale? Un besito.